MAQUINA DE PULIR METALES CASERA







Uno de los elementos que mas nos gusta hacer y que mas intentamos hacer en casa es
el pulido de los aluminios de nuestras clásicas , tengo que reconocer que yo nunca he
conseguido un acabado de tanta calidad como un profesional , en parte debido a que
carezco tanto de la formación como de los materiales y maquinaria adecuados para
un acabado profesional , sin embargo me conformo con los resultados caseros.

Lo cierto es que somos pocos los que decidimos acudir al profesional para estos menesteres
y procuramos realizar este trabajo por nosotros mismos , hasta ahora siempre es la misma
historia , empezamos por usar una taladradora en posición horizontal , pero pronto vemos que
le falta fuerza y no termina de ser una herramienta versátil , el siguiente paso es comprarnos
una amoladora de el hipermercado ( los que acuden a una ferretería se ahorran este paso ya
que el ferretero ya le avisa que no sirven ) , pero claro como son baratas la mayoría terminan
por llevársela a casa y usarla finalmente como afila cuchillos ( es una herramienta fundamental
en un taller , pero para usarla adecuadamente ) , finalmente nos damos cuenta que necesitamos
una pulidora profesional , algo grande y potente que no se frene cuando obligamos la pieza
contra el disco , pero..... el precio de cerca de 300 euros frena nuestras expectativas .

Yo ofrezco una alternativa probada por mi con un éxito fuera de lugar , yo actualmente no
utizaba este invento por que he podido rescatar una vieja pulidora de 125 voltios que me
solventa la papeleta adecuadamente , pero hubo un tiempo que carecía de pulidora y el ingenio
me llevo a fabricarme este aparato , ahora con la intención de realizar este reportaje desempolvé
la vieja idea y el resultado es tan bueno que he decidido dejarlo permanentemente instalado
ya que su versatilidad es muy superior a lo que yo recordaba.




Básicamente es una maquina radial de bajo coste ( apenas 12 euros ) , se le ha suprimido
las protecciones y en el agujero donde se atornilla el mango de sujeción se le ha puesto un
tornillo que sujeta la maquina en su parte delantera a una garra de antena , estas garras
las podéis conseguir en cualquier tienda de electricidad , electrónica o cualquier antenista ,
es muy importante que compréis una garra de 40 cms o mas , el motivo es simple , necesitamos
"" tolerancia "" , digo tolerancia por que cuando empecemos a usar esta herramienta
veremos que la radial es una maquina que impone , su motor carece de desmultiplicadora ,
con lo cual gira a cerca de 11000 revoluciones , cualquier pequeño error que cometamos
durante el pulido ( que se enganche la pieza o apretemos demasiado la pieza sobre el cepillo )
se convertirá en una catapulta que disparara la pieza con gran virulencia , con lo cual trato
de deciros que el proceso de pulido puede ser peligroso , unas gafas protectoras ( mejor
una mascara ), unos guantes y un cubo de agua serán imprescindibles para empezar a trabajar.



( En cualquier tienda de electricidad las podremos conseguir
 por unos 5 euros, son garras reforzadas atornillables)





 El primer paso será quitarle a la radial todas las partes que no nos van a ser útiles , hay
que tener en cuenta de utilizar una maquina de al menos 710 w , si utilizamos
una maquina
inferior seguramente se nos frenará y no cumplirá su cometido adecuadamente .



Lo siguiente es adaptar el cepillo de discos de algodón cosido
adecuado al tamaño de la maquina , podemos probar un cepillo
de mayores dimensiones siempre que la potencia nos lo permita.



Ahora procederemos a atornillar la garra a la pared , importante es utilizar
unos buenos tacos de metal o en su defecto unos de plástico específicos y
recordar dejar los agujeros hacia arriba para atornillar la maquina .



Ahora vamos a proceder a el anclaje de la maquina a la garra.



Aprovechando el agujero de la garra y la rosca que ha dejado
la maquina al eliminar el mango atornillamos la maquina en
su parte delantera , la parte trasera podemos usar dos ó tres
 bridas de plástico bien tensadas para que se sujete bien.

Llego la hora de empezar a pulir , primero enchufamos la maquina y pronto
vemos que el monstruo se despierta a 11000 rpm ,
la verdad que impone ,
impone la gran velocidad y la virulencia
con la que se come la pasta de pulir
y es que estamos trabajando a 4 veces la velocidad habitual , cuando
acercamos la pieza observamos que hay poderío , la pieza empieza a brillar
 rápidamente los hilitos de algodón vuela al libre alberdrio , esto es jauja ,
cierto pero hay que tener cuidado , el utilizar una garra de antena de 40 ó
 mas centímetros tiene su fundamento , cuando la pieza se enganche no
hay manera de parar la maquina , por lo que necesitamos que la garra
ceda un poco , que le de cierta elasticidad al conjunto y que absorba las
 vibraciones , si intentamos mantener la radial muy rijida con respecto
a la pared seguramente arrancará los ladrillos , de esta manera no hay
problema y el riesgo se reduce ostensiblemente .




Un dato importante es el sentido de  el disco , tiene que girar
hacia abajo , de esta manera en caso de que la maquina
nos arranque la pieza de la mano esta caerá al suelo.



Cuando empecemos a pulir deberemos tener a mano un cubo
con agua y usar guantes gordos , esto es para poder refrigerar
la pieza antes de que se caliente mucho y podamos  causar
deformaciones por un exceso de dilatación.



los resultados están ahí , yo no voy a decir ni que si ni que no ,
pero el que carezca de una pulidora en condiciones tiene
con este invento una solución transitoria a su problema.



fin , espero que me digáis que os a parecido el invento.


volver